24 de julio de 2011

Le escena Prometida de Barrons.. Al fin!!

Para quienes tal vez se pregunten quien es Jericho Barrons, es el protagonista de la Saga Fever de Karen Marie Moning, pero en el bajo mundo es más conocido como mi-amor-platonico-el-hombre-de-mis-sueños-el-padre-de-mis-hijos y algunas cosas más.
Barrons es ese Macho Alfa que odiamos amar, pero que al tiempo amamos odiar, yo se que quienes han leido la saga me entienden. Este hombre duró casi toda la serie maltratando a nuestra pobre protagonista (en el buen sentido) y aún así sigue estando en mi lista hombres-que-amo-de-la-literatura. ¿Saben por qué lo amo? porque justo cuando crees que no va a cambiar sale con algo que te pone la piel de gallina y que te hace estremecer con un gran awww  
Podrán venir muchos más, pero para mi Jericho Barrons es el primero, único e inigualable.
Ok, después de derramar toda mi miel al hombre de mis sueños les traigo esa escena que KMM nos había prometido hace algún tiempo, cuando Barrons gano el premio al Macho Alfa de la literatura realizado por un blog.
ALERTA!!!
.
.
Si tu, menor de edad, lo siento pero no puedes leer esto. Sorry ☺

Ahora si, da clic a leer más para leerla completa, y para más info sobre la serie entra a http://kmmlatina.blogspot.com/
  

Sexo JZB. Los pormenores de escribirlo.

No se salteen esta parte. El juego previo importa.


Cuando llevo un tiempo sin escribir - y con las cosas que han estado sucediendo en mi vida, así es- sumergirse de nuevo en ello requiere de ciertos ejercicios. Yo escribo dos escenas, una a la que llamo APOE o punto de entrada actitudinal, y la SPOE, o punto de entrada escénico, para establecer con que voz voy a encarar la historia, y donde y como voy a llevar al lector conmigo. Si no consigo acertar estas dos escenas, el trabajo consiguiente a la larga va a ir a parar a la basura.
Algunas veces la APOE y/o la SPOE se transforman en un dialogo que puedo usar en una escena valida o para conservar, pero si hace mucho que no trabajo con ese universo o esos personajes, es probable que deba dejar ambos de lado después de terminados, limpiar mi historial, seleccionar una SPOE distinta y tratar nuevamente de conseguir lo que yo considero un buen material.
La APOE siempre está escrita en la voz del personaje que voy a usar. Con Barrons, la APOE es fácil, Actitud es su segundo nombre, Jódete es su apellido. A él le gusta hablarme, amenazarme mas que nada.
Pero construir un puente desde Barrons hablando.lo.justo hacia Barrons hablando en una reveladora y confidencial primera persona … Si claro …Intenten atrapar a un cerdo engrasado. Estando ustedes mismos desnudos y engrasados. Barrons se resiste a la primera persona como ningún otro personaje que yo haya escrito. No tiene ningún deseo de compartir. El no piensa en palabras, como el resto de mis personajes. Estar dentro de su cabeza es muy diferente. Cualquier tipo de sensibilidad que exista en su cerebro yo dudo en llamarlo pensamientos. Son mas bien directrices primarias. Está aquello con lo que puede vivir. Y aquello sin lo cual no.
Yo mordí mas de lo que comodamente podía masticar*1 (la expresion esta bien es la mas acertada =) ) cuando les prometi una escena de sexo desde el punto de vista de Barrons.
Dije “cómodamente”. No más de lo que puedo manejar.
La escena que les estoy dando f
ue una verdadera pu*#~
 para escribir. Barrons levantaba un obstáculo detrás de otro. Al final, todo lo que puedo decir es que yo gané la batalla. Lástima que perdí la guerra.
De vez en cuando un escritor crea un personaje que no puede controlar. El mio es JZB. Después de este ultimo episodio, no voy a intentarlo otra vez. Barrons esta a cargo ahora. Nunca mas voy a prometer una escena desde su punto de vista, a menos que el me la de, ya esté escrita, y el diga que puedo disponer de ella públicamente.
Trate de escribir cuatro escenas de sexo diferentes desde el punto de vista de Barrons. Mientras cada una de ellas fue … interesante, la única que fui capaz de completar fue la siguiente. Y cuando escribí las palabras finales, me estremecí.
Me senté y pensé en ella por unos días.
Esta mañana, cerca del amanecer, a la deriva en ese lugar perfecto entre sueño y vigilia en el que yo preferiría vivir, cuando el cuerpo se esta despertando, pero no así la mente, ni la moralidad, ni la responsabilidad, y me siento mas allá de la ley, como Barrons, lo escuche gruñir: Usted, loca escritora, usted lo pidió. Yo se lo di. Ahora me juzga? Úsela. O. No. Vuelva. A. Hablarme. Nunca. Mas.
Les recomiendo parar de leer en este momento y agarrar Fiebre Oscura (libro1). Lean las paginas de la 60 a la 71 de la versión en español de tapa blanda. Si tienen otra versión, empiecen unas paginas dentro del capitulo cuatro, comenzando con:
“Me despertó alguien que llamaba a mi puerta.
Me incorpore en la cama y me frote unos ojos llenos de lagañas que parecían haber sido cerrados hacia apenas unos segundos. Tarde unos instantes en recordar donde estaba: en una cama de matrimonio en una fría habitación de Dublin, con la lluvia repiqueteando suavemente sobre los cristales de la ventana.”
Cuando hayan terminado de leer hasta el final de la escena, vuelvan y continúen leyendo aquí.
En Fiebre Oscura tienen la versión de Mac de lo que ocurrió.
Aquí, van a tener la de Barrons.
Mantuve su APOE esta vez. Normalmente estas cosas nunca llegan a ver la luz del día, pero me dije ya que les estoy contando tanto, bien puedo darles todo, por esta vez.
 

JZB APOE

Tú piensas que esto es lo que quieres. Piensas que obtener palabras de sexo desde mi punto de vista te va a ofrecer la liberación que has estado anhelando desde el día en que te diste cuenta de que a pesar de todo lo malo que sabes sobre mí, igual me dejarías que te acorralara contra la pared en un callejón oscuro, que te follara tanto que te rompieras, que te dejara ahí tirada como un saco de huesos, yaciendo ahí mientras yo me voy, sin una palabra, desvaneciéndome en la oscuridad que es como mi segunda piel. Piensas que sería suficiente saber que se siente tenerme a mi tocándote, tragándote, llenándote. Ser tratada como a la única que no voy a matar, un privilegio reservado solo para unos pocos. 
Piensas que cuando seas vieja y la muerte se está acercando, el sexo que tuviste conmigo en un callejón oscuro será ese recuerdo que te hará sonreír y sentirte extraordinaria: que a pesar de tus tantas cobardías, una vez bailaste en la cuerda floja sobre el Gran Cañón, y fue un éxtasis, y sobreviviste, y en esos momentos te sentiste condenadamente viva.
Quieres sexo desde mi punto de vista porque piensas que vas a obtener respuestas, y ya decidiste cuales van a ser. Advertencia: cada vez que haces una pregunta asumes un riesgo: debes estar preparada para cualquier respuesta posible. La gente nunca lo está. Recuerda lo que dije acerca de las palabras. Las hechos hablan. Las palabras no valen nada. Piensas descubrir en mí una veta de vulnerabilidad, un trazo de sensibilidad vislumbrado solo por ti, porque tu eres especial, así puedes proclamar “Miren, el tortuoso pasado de Barrons lo ha hecho un monstruo, pero solo porque ha sufrido tanto. Es entendible que no acate ninguna ley excepto la suya propia- una ley violenta, sangrienta y sin conciencia- pero el poder sanador de mi amor le va devolver su destrozada humanidad!”
Devolver significa retornar algo que fue quitado. Lo mío no lo fue. Piensa lo que quieras. Y para que sepan (y jódase, Sra. Moning) Barrons no es mi verdadero nombre. Pero pueden continuar llamándome así. Por ahora.
Se aferran a cinco simples palabras que alguna vez pronuncie “Me estas dejando, chica Arcoiris” y infunden tanto significado, semejante promesa de potencial. Recuerden lo que le dije a Fio. Las mujeres han venido repitiendo el mismo error desde el principio de los tiempos: enamorándose del potencial de un hombre. Rara vez lo vemos de la misma manera y aun más raramente nos preocupamos por conseguirlo.
Usted les prometió sexo desde mi punto de vista. Debería matarla ahora, o sacarlo a la luz y hacerla sufrir? Hay algo que usted sabe de mí. La desprecio por eso pero hemos llegado a una especie de tregua. Cooperare, mayormente. Por ahora.

ESCENA DE BARRONS POV
"Quien es?"

2 am. Los humanos duermen. Su voz a través de la puerta es somnolienta, dulce, sureña y joven. Tan jodidamente joven e inocente. En mi zoológico, Mackayla Lane es una especie exótica.

"Jericho Barrons"

"¿Que quieres?" Todo rastro de sueño desaparece de su voz. Ella no podría sonar mas despierta si una serpiente de cascabel hubiera caído sobre su cama.

Me reí en silencio, con tristeza, quiero mas de lo que ella puede manejar. "Tengo información para intercambiar. Quieres saber lo que es y yo quiero saber que sabes sobre eso"

"¿Chico brillante, no? eso lo supe en el momento en que estuve en su tienda. ¿Que le llevo tanto tiempo?" 

El sarcasmo no logra enmascarar el miedo de su voz y elijo cuidadosamente las palabras siguientes. Quiero que abra la puerta por su propia voluntad, que me invite a entrar, necesito esa cortesía. "No estoy acostumbrado a pedir lo que quiero. Tampoco a regatear con una mujer"

Ella guarda silencio un momento, le gusta mi respuesta, eso la coloca en un lugar en que el puedo hacer un trueque con ella. La hace sentir que tiene un mínimo control sobre la situación, como si yo fuera una "situación". Lo que esta de pie ante su puerta es como un jodido cataclismo. Palabras. Por que siempre piden palabras? Por que nunca creen?

"Bueno, acostúmbrese a eso amigo, porque yo no recibo ordenes de nadie y tampoco doy nada gratis"

Me llamó 'amigo'
Yo podría matarla sin cuestionamientos solo por eso.

"Tiene intención de abrir la puerta señorita Lane, o vamos a conversar donde cualquiera pueda escuchar nuestros asuntos?" La formalidad hace que me perciba mayor de lo que soy ...menos peligroso. Voy a utilizar toda la piel que posea para entrar.

"¿Realmente tiene intención de intercambiar información?"

"Eso hago"

"¿Y tu lo harás primero?"

"Lo haré". Tan jodidamente crédulos. 

"Podemos intercambiar a través de la puerta"

En sus sueños. Mi polla no es tan larga. Vine aquí por dos cosas y no me iré sin ellas. "No"

"¿Por que no?"

"Soy una persona reservada señorita Lane y eso no es negociable".

"Pero yo..."

"No"

"¿Como me ha encontrado?"

Escucho resortes rechinar y el sonido de los pantalones vaqueros que se pone.

"Usted adquirió un medio de transporte desde mi establecimiento".

"Los llamamos taxis de donde yo vengo. Y librerías"

Es esa una espina? Acaso ella tiene espinas detrás de toda esa pelusa? "Los llamamos modales de donde yo vengo, señorita Lane"

"Usted debe hablar", se queja. "No es mi culpa, ser amenazada saca lo peor de mi"

Abre la puerta y se asoma. Una jodida débil cadena se cruza, podría romperla en un parpadeo.

Joder, pienso. Solo eso. 
una multitud de varios jódete, todos en un gran y genial JÓDETE. Al igual que estoy jodido por querer esto...esto...una imbécil recién nacida. Ella estaría tan jodida si la tomo. Y joder con que iba a irme, dejarla abandonar mi tienda ya fue demasiado malo. Debí haber matado al taxista y tomar lo que quería entonces. Inocente. Suave. Huele bien. Su pelo rubio enmarañado era una invitación para mi puño. Veo como se derrama por su espalda, pastoreando las curvas hasta su trasero. Me veo debajo de ella, detrás de ella, empujando dentro. Que haría ella? Que diría? Que sonidos haría cuando se viniese? Perdería ella, al igual que el resto de las mujeres, una parte de su alma en el sexo? Dejándola tendida allí para que la tomara? Mierda. "¿Puedo entrar?" Ya no sonrió, mi sonrisa no logra que la gente se relaje.

"Yo ni lo hubiese dejado llegar tan lejos"

Sus ojos verdes se ven enojados y sus pezones están duros. La lujuria es absurda, puede llegar en los momentos mas extraños en los lugares mas extraños. Ella nisiquiera sabe lo que esta sintiendo, pone una barrera de propiedades de mentira entre nosotros. Me disgusta el tipo de mujer que es, detesto su inocencia de rosa suave, pero mi cuerpo no está de acuerdo con eso. Me pregunto, por que ella? para todo lo que tenemos en común daría lo mismo un farol. Ella es cintas de gasa y satén, yo soy carne cruda y hojas de afeitar. Nunca me he sentido atraído por mi opuesto, me gusta lo que soy. "Tus pezones están duros" murmuro y le doy la opción de escucharlo y fingir que no lo hizo.

Ella parpadea y mueve la cabeza "¿Como ha llegado hasta aquí?"

Ah, el oído humano tiene filtros esplendidos. "Les dije que soy su hermano"

"Claro, porque nos parecemos tanto"

El encaje de su camisa de dormir se agita con su respiración. Tiembla, pero intenta ocultarlo. Veo mas allá de ella, por la pequeña habitación, es poco mas que un paso.de.momento, no me va a tomar tanto tiempo conseguir lo que vine a buscar. Primero los negocios "Bien, señorita Lane?"

"Estoy pensando"

"No se lastime"

"No sea idiota"

"Tiene hasta la cuenta de tres, sino me retiro... Dos..."

"Oh, de acuerdo, pase" ella cede.

Sonrió cuando cierra la puerta para quitar la cadena y no puede verme. Luego la abre y da un paso atrás. Me encuentro con que hay muy poco espacio entre el desbloqueo de la cadena de seguridad y la extensión de las piernas de una mujer.Como si no pudiera quitar la barrera de una puerta. Es una enfermedad llamada esperanza y las mujeres la sufren en gran medida.

Empuja la puerta lo mas que puede hasta la pared, piensa que eso le da seguridad, y entro. No me molesto en cerrarla, eso vendrá mas tarde. Ella estira los dedos de los pies sobre la alfombra y patea un sujetador de encajes debajo de la cama. Veré mucho mas que eso antes de irme.

"Entonces, que es? No, espera- como se dice?"

Me paseo en círculos a su alrededor, ella gira también, negándose a darme la espalda. Voy tenerlo igual. De todas las formas. "S-i-n-s-a-r."

"sinsar?"

"Shi-sa. Shi-sa-du" Continuo paseándome, me gusta la forma en que su cuerpo se mueve. Si ella mirara hacia abajo, vería que mi abrigo esta abierto y mi traje no oculta lo duro que estoy. Ella nunca quita la mirada de mi rostro. La mantiene segura allí ...

"Oh, eso tiene mucho sentido. Y el "du"?"

Me detengo frente a la puerta y ella también lo hace de espaldas a la misma. Tres metros nos separan y puedo sentir su olor.

"D-u-b-h"

"Dubh es hacer? debería llamar poos a los pubs?"

"Dubh es gaélico señorita Lane. Pub no lo es"

"Perdone si no me troncho de la risa"

"Nada en relación al Sinsar Dubh es asunto de risa"

"Me doy por corregida. Bien entonces, que es esa cosa gravisimamente seria?"

Impertinente, ella no tiene nada que hacer aquí. Fio estaba en lo cierto.

Sea misericordioso, Jericho, mátela rápidamente antes que uno de los otros la agarre, la torture durante días y luego le arranque la garganta.

-Acaso parece como si misericordia fuese mi jodido segundo nombre? 

Hazlo por mi Jericho, no puedo soportar la idea de lo que alguno de los otros le hará.

-Uno de ellos? o yo, Fio? dime, cual es el pensamiento que no puedes soportar?

Vi la mirada en sus ojos. Jericho, Como podrias querer...esa...esa...niña tonta y cabeza hueca? Que podría ofrecerte ella? 

"Demasiado", dije, Fiona había estado conmigo durante demasiado tiempo.

"Que?" Dijo si comprender.

De repente estoy furioso de que Mackayla Lane haya llegado a la ciudad. Piensa que puede jugar en el mismo campo conmigo y con los míos convirtiéndose en mi problema y competencia. "Vuelva a casa señorita Lane. Sea joven. Sea guapa. Cásese. Tenga hijos. Envejezca al lado de su apuesto marido."

"Oh, váyase a la mierda Jericho Barrons. Cuénteme lo que es. Dijo que lo haría"

"Si insiste. Pero no sea tonta, no insista".

"Estoy insistiendo. Que es?"

"Ultima oportunidad" para muchas cosas.

"Lastima, no quiero una ultima oportunidad. Dígamelo."

Yo estaba mintiendo de todos modos, su ultima oportunidad fue la primera vez que atravesó mi puerta. "El sinsar Dubh es un libro"

"Un libro? eso es todo? nada mas que un libro?"

"Al contrario señorita Lane, nunca cometa ese error. Nunca piense en el Sinsar Dubh como 'nada mas que un libro' Es un manuscrito increiblemente raro e increiblemente antiguo por el que muchos matarían por poseer"

"Incluido usted? mataría por poseerlo?" 

"Absolutamente. A cualquier persona o cosa que se interponga en mi camino. Reconsiderara su estadía aquí señorita Lane?"

"Desde luego que no"

"Entonces volverá a casa metida en una caja"

"Es otra de sus amenazas?"

"No soy yo quien la pondrá ahí dentro"

"Quien lo hará?"

"Yo he respondido a su pregunta, así que ahora le toca el turno de responder a la mía. Que sabe usted acerca del Sinsar Dubh señorita Lane? Dígamelo y no mienta, sabre si lo hace". Podría usar la Voz con ella, forzarla a decírmelo todo, poner un poco de diversión en ello.

"Mi hermana estudiaba aquí y fue asesinada hace un mes atrás. Me dejo un mensaje de voz en el móvil antes de morir, diciendo que tenia que encontrar el Sinsar Dubh"

"Por que?"

"Ella no me lo dijo. Ella solo dijo que todo dependía de eso"

"Donde esta ese mensaje? debo escucharlo yo mismo"

"Yo lo borré accidentalmente" Su mirada se movió hacia un costado.

"Miente. Usted nunca cometería semejante error con una hermana que le importa lo suficiente como para morir por ella. Donde esta ese mensaje? Si no esta usted conmigo, entonces esta contra mi. Y créame, no tengo piedad para mis enemigos"

"Ya he pasado una copia de esta grabación a la Gardai de Dublin. Están intentando localizar al hombre con el que salia mi hermana" Ahí estaba otra vez esa mirada.

"Deme su teléfono"

"No es por nada, pero lo pondré en alta voz"

Ella puso el mensaje y nunca quito la mirada de mi rostro. Las cosas que yo podría enseñarle...si lograra sobrevivir.

"Conocía usted a mi hermana?"

Deslice mi cabeza una vez a la izquierda, negando silenciosamente.

"Los dos iban detrás de este 'libro increíblemente raro' y nunca se encontraron el uno al otro?"

"Dublin es una ciudad de un millón de habitantes que se ve diariamente inundada por incontable cantidad de personas que vienen a trabajar aquí desde sus casas en las cercanías y siempre se encuentran asediadas por una inacabable oleada de turistas, señorita Lane. Lo raro seria que ella y yo hubiéramos coincidido en algún sitio. Que quería decir su hermana con eso de 'Ni siquiera sabes lo que eres'?"

"Yo también me lo he preguntado, no tengo ni idea."

"Ninguna?"

"Ninguna"

"Hmm. Esto es todo cuanto le dejó? un mensaje?"

Asintió con su cabeza.

"Nada mas? ninguna nota, o paquete o algo por el estilo?"

Ella negó silenciosamente con su cabeza y pude explorar en sus ojos. Profundo allí había una alegría oculta. Ella debía estar burlándose de mi y mi polla se volvió mas dura.

"Y no tiene ni idea de a que podía estar refiriéndose cuando le hablo del Sinsar Dubh? Su hermana no confiaba en usted?"

"Yo solía pensar que si, pero al parecer me equivoque"

"A quienes se refería con 'ellos'?"

"Pensé que tal vez usted podría decírmelo"

"Yo no soy uno de 'ellos' si es eso lo que quiere decir.Muchos buscan el Sinsar Dubh, tanto individuos como facciones. Yo lo quiero también, pero trabajo solo"

"Por que lo buscas?"

"Tiene un valor incalculable y yo soy un coleccionista de libros"

"Y eso hace que este dispuesto a matar por el? Que planea hacer con ese libro? vendérselo al mejor postor?"

"Si no aprueba mis métodos, quítese de mi camino"

"Bien"

"Bien. Algo mas que tenga para decirme señorita Lane?"

"Nada mas" Ella paseo su mirada helada desde mi hasta la puerta.

Me reí "Creo que estoy siendo despedido. Ya no recuerdo cuando fue la ultima vez que me echaron de algún sitio" La dejo creer que me voy. Ahora es tiempo de cerrar la puerta.

Y casi había pasado junto a ella, hacia la puerta, cuando la agarré y la giré, aprisionando su espalda contra mi cuerpo, golpeando la parte trasera de su cráneo contra mi pecho, sus dientes castañeteando juntos por el impacto. Ella hizo un sonido sin palabras, una protesta y luego uno mas gutural, uno que no era una protesta en absoluto. Yo cree una faja con mi brazo sobre sus costillas.

Puedo oler cuando una mujer quiere follar, lo olía en mi tienda y lo hago ahora. Ella no puede verse a si misma todavía  ciertamente no puede verme tampoco, es incapaz de admitir lo que realmente quiere. Pero su cuerpo lo sabe, la lujuria es algo que se lleva en la sangre, no necesita de la cabeza o el corazón. Su carne puede ser rosa y suave pero su sangre esta al rojo vivo.

"Que esta haciendo?"

"Necesita un jodido manual?" Presiono duro nuevamente sobre su culo.

"Debe estar bromeando! Tu no eres para nada mi tipo y tu...tu...cuantos años tienes de todas maneras? Eeew!"

"Tu esencia dice lo contrario" Aspiro. Es mucho mas dulce teniéndola tan cerca.

"Mi esencia? tu crees que puedes olerme y crees que...Oh! Déjame ir ahora! suéltame o gritaré!"

"Harás mas que gritar, puedo prometerte eso" Debajo de mi brazo su corazón da martillazos mientras su respiración es rápida y superficial. La excitación sexual altera las lineas de su cuerpo, lo amolda perfectamente contra mi. La columna de una mujer cambia cuando quiere follar, un sutil y suave cambio en la base, esa curva donde se encuentra el hueco donde se reune la espalda con su trasero. Los senos se levantan volviéndose firmes, la inclinación de la mandíbula cambia, prepara su boca y saca sus músculos apretados. He estudiado a los seres humanos durante mi pequeña eternidad. Ellos infunden su intención en cada movimiento, como si fueran hojas de ruta para la navegación, plasmando todo en su piel. Nacidos para ser esclavos.

"Estas delirando, yo no te quiero. Sal de mi habitación"

"Así puede arrastrarse de nuevo a la cama, llorar por la hermana que perdió y dar vueltas en su propia ineptitud? Garabatear planes tontos para planear una venganza? Tu nisiquiera sabes lo que significa esa palabra" Pero ella podría aprender. "Esta usted tan apurada en quedarse a solas con su dolor? Es ese su gran compañero de cama? Cuando fue la ultima vez que se perdió en un buen y duro polvo, señorita Lane? Alguna vez? Creo que siempre ha sido agradable, amable y limpio y al terminar seguro se quedo allí tendida preguntándose si eso había sido todo". 

"Usted esta loco, lo sabe, verdad? usted es un verdadero maniático. Como se atreve a venir aquí a amenazarme, intimidarme y ser una mierda para luego tratar de dormir conmigo? Y ahora, te burlas del sexo en perfecto estado!"

"No tengo ningún deseo de dormir con usted. Quiero joderla. Y no hay tal cosa como el sexo perfecto. Si es 'perfectamente bueno' - me burlo en falsete - debería pegarse un tiro en la cabeza y sacarnos de la miseria a todos. El sexo que no hace volar su jodida mente no debe ser lo suficientemente bueno. Quiere que vuele su jodida mente señorita Lane? Vamos. Hágalo. Sea una chica grande."

Su cuerpo se sacudía entre mis brazos. "Ni siquiera me gustas"

"Tu tampoco me gustas a mi. Pero mi polla esta dura y tu estas húmeda"

"No puedes saber eso!"

Mi mano se desliza hacia el botón superior de su bragueta "Quieres que te lo demuestre? Si insistes en mentir no me dejas mas opciones" Hago saltar el primer botón, luego el segundo. Su columna cambia nuevamente en su espalda, mas curva, mas flexible. El cuerpo humano es extraordinario.

"Esta húmeda señorita Lane? si o no?" Cuando ella no contesta, hago saltar el tercer botón. "Vamos a hacer un trato, comprobare y si estas seca entonces me iré"

Sisea.

"Responde a la pregunta"

"No es asunto tuyo"

"Dime que pare". Hago saltar el cuarto botón 

"Te odio"

"Puedo vivir con eso. Ha follado desde que su hermana fuera asesinada? Déjese ir Señorita Lane. Por primera vez en su corta y correcta vida, déjese jodidamente ir"

Ella es de acero de repente en mis brazos. Empuja hacia atrás con sus caderas, gira y da vuelta. Sus manos se cierran como garras en mi pecho y su rodilla me da de lleno en las bolas. O al menos eso intenta, me bloqueo con mi rodilla en el ultimo segundo.

"Usted no sabe nada de mi!" Su pecho palpita y el pulso late salvajamente en su garganta.

"Te conozco mejor que aquellos a los que suelen llamar 'mejores amigos'. Yo te veo"

"Si?" Aprieta su mandíbula. En lo profundo de sus ojos algo destella. Me voy justo allí. Que fue eso? Es algo muy diferente a lo que muestra la superficie, yo no lo esperaba. Interesante. "Y que coño estas viendo?" prácticamente gruñe.

"Una mujer que vivió en una jaula por prácticamente toda su vida. Y lo odia. Esta aburrida de estar allí, no es así  Esperando que la vida suceda. Y cuando finalmente lo hace, le roban a quien mas ama. Así que tómelo de vuelta. Explote. Ataque. vuelelo".

Ella me mira y se moja los labios

"Grite. Maldición. Descarguelo en mi" Doy un paso adelante, y la tomo entre sus piernas, frotándola con mi palma. El calor que tiene es increíble."Dime que pare"

Ella se queda inmóvil un rato. Finalmente ladea la cabeza una vez a la izquierda.

Yo me río.

Meto mi mano en su pantalón, quito el ultimo botón, que rueda por el piso, empujo mi dedo dentro de ella y sus rodillas se mueven por debajo de su cuerpo rodeándome como abrasaderas, duramente. Esta tan jodidamente húmeda, vamos juntos hacia el piso.

"Estoy harta de sentirme así" susurra "Odio mi vida. Odio todo sobre ella!"  Me estrangula con la corbata, torpe en su intento por quitarla. Todavía vive en el mundo donde los niños se desvisten por completo y las niñas se sientan a esperar. Solo dos cosas necesitan estar desnudas.

"Al diablo la corbata. Quítame los pantalones" Ella tira para abrirlos, tan fuerte, que rompe la cremallera de mi traje de diez mil dolares. La levanto por la cintura de sus vaqueros y la libero de ellos. Ella empuja hacia arriba desde el suelo, pero ya estoy detrás suyo y la empujo hacia el suelo. "Quédate ahí. Lo quiero de esta manera"

"Pero dijiste que podía.."

"En el siguiente turno"

"Esto es acerca de mi, recuerdas? eso es lo que dijo. Yo quiero lo que quiero ahora."

"Inténtelo señorita Lane. Solo inténtelo"

Debo darle crédito, ella lo hizo. Pero yo soy mas fuerte. Me salgo con la mía en primer lugar y a juzgar por el sonido que hace, no es como si se estuviera quejando. Tomo su cabello en mi puño y separo sus piernas mientras lo dejo ir. La mantengo contra el piso. Luego la pondré sobre sus manos y rodillas, ahora necesito mantenerla asi. Me deslizo entre sus piernas y ella hace un ruido de asfixia. Con lo humeda que estaba no debería molestarle, me meto dentro de ella. El aire explota entre nosotros. Arquea su cuello y aúlla. Dejo de moverme un momento. Moverme me jodería realisticamente justo ahora.

Ella se remueve debajo mio "Muévete bastardo!"

"Cuando esté listo"

Cierro mis manos sobre sus costillas. Ella lucha. Por la mañana se levantará magullada. Sacá a relucir algunos recuerdos que odio. Mi sangre se enfría. Me pongo mas duro. Empiezo a moverme hasta perder la noción del tiempo. Cuatro horas se sienten como cuatro minutos. Para ser alguien tan suave, me toma jodidamente duro. La pruebo, podría comérmela viva. Ella cierra su boca alrededor de mi polla. Cierro mis manos sobre su cabeza. No puedo dejarla. Manchas de sudor la marcan con reverencia. O veneran contaminando cada.pulgada.de.su.jodido.cuerpo. Le gusta. No todo se vale con esta mujer. Yo no lo hubiera creído de ella. Y me hace gritar.

Horas mas tarde doy vuelta sobre mi espalda, doblo los brazos detrás de mi cabeza y dejo que rockee su mundo en todo mi alrededor. Joder si no lo hace.

Su cabeza esta echada hacia atrás, su espalda arqueada. Es ajena a las reglas, al orden moral, a todo tipo de imperativo...

La dejo justo antes del amanecer.

En la puerta, me doy vuelta y la miro. Sacudo la cabeza, me está dando la espalda. Se envolvió como una hoja a su alrededor.

"Mac"

Ella voltea lentamente y digo 'mierda' bajo mi respiración. Ya está cambiando. Comenzó cuando empecé a ponerme la ropa y ahora el cambio es completo. Sus ojos son diferentes. Cuidadosos, teñidos con esa emoción humana que no me gusta mucho: se arrepentirá. Estaba errado, ella no estaba lista. Todavía no.

Al mediodia me iba a odiar. Por la noche intentará convencerse de que la viole. Para mañana se odiará a si misma.

Cruzo la habitación, hago una pinza con mi mano sobre su boca y aplasto mi brazo contra su pecho, comprimo sus pulmones para que ya no pueda recoger ni un poco de aire. Ella vivirá en mi discrecion. Puedo tomar su aliento. Puedo dárselo de vuelta.

Me pregunto, empujándola contra la pared, despojada de todas las defensas, probada mas allá de toda resistencia, en quien podría convertirse Mackayla Lane?

Presiono mi boca contra su oído. Mis palabras son suaves. "Váyase a casa señorita Lane. Olvídese de la Gardai. No intente localizar el Sinsar Dubh o morirá en Dublin. Llevo tanto tiempo buscando ese libro y estoy tan cerca de él que no voy a permitir que nadie se interponga en mi camino y lo fastidie todo. Hay dos clases de personas en este mundo señorita Lane: las que sobreviven cueste lo que cueste, y las que son victimas andantes." Lamo la vena que se extiende por su cuello. Su corazón late como el de un conejo asustado. El miedo no me excita, sin embargo mi miembro esta tan duro otra vez que duele. Debo terminar aquí. Desgarrar su garganta, dejarla muerta en su pequeño y sucio piso. Quizás la asesine mañana. Quizás la encadene en mi librería por un tiempo. Le daré una sola oportunidad de correr. Si se queda... Si se queda, estoy eximido de responsabilidades por cualquier cosa que le acontezca.

"Usted señorita Lane, es una victima, una ovejita en una ciudad de lobos. Le doy hasta las nueve de la noche de mañana para que salga pitando de este país y fuera de mi camino".

La dejo ir y se desploma en el suelo.

Entonces me inclino sobre ella, toco su rostro, susurro las antiguas palabras de un hechizo druida y al terminar, los únicos recuerdos que conservará de esta noche son de la conversación y la amenaza. 
Ella nunca sabrá que esta noche fue mía...

JZB APOE

Entonces, señora Moning, ya tienes lo que has venido a buscar. Fue bueno para usted? Tonta idealista. Confiaste en que te daría palabras y ahora tienes el mismo problema que todo aquel que las obtiene. 

Son verdaderas?

O son una mentira? ...



··· traducido por Analisa y Nalla, corregido por Jess···

2 comentarios:

Verónica dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!DIOS!! QUE FINAL!
O SEA... QUE PASO!!!!? MIERDA XD
me he muerto!

LadyG dijo...

jajajaja Veronica quedamos totalmente igual (?) pensando en qué habría pasado si mac recordara todo lo que paso ese día. Yo sólo puedo decir ¡Que Hombre!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...