21 de junio de 2014

La moda de leer.

"La biblioteca es la más democrática de las instituciones, porque nadie en absoluto puede decirnos qué leer, cuándo y cómo" 

- Doris Lessing.


Hola de nuevo, soy la bienaventurada (jajja, perdón, siempre quise usar esa palabra en alguna frase) Lisbeth. S o L. Salander, otra vez.
Me conocerán por post’s como “Un libro sin leer es un libro que se muere” (es decir, la entrada anterior al blog) y porque soy la portadora de voz de Gordita, al parecer, una de las pocas gordas queridas en el mundo.
Como se habrán dado cuenta, tanto a Gordita como a mí nos encanta tocar temas escabrosos (es decir, ¿los temas escabrosos se tocan? ¿Podemos tocar algo abstracto como un ‘tema’? jaja, en fin…) así que en esta oportunidad hablaremos de otro tópico del momento: ¿leemos por moda? ¿Leer es una moda? ¿Si un jugador de fútbol mete un gol en contra es boludo, o simplemente es… boludo? En fin, creo que desvié el foco del asunto a tratar, aún seguimos en esta fiebre del mundial :P
Como nos preguntábamos con Gordita: ¿leer se ha convertido, al fin de cuentas, en una moda? Y si lo es… ¿no sería acaso la mejor moda del Universo, luego de que el mundo pasó y sigue pasando por modas como los emo, los darks o los que se ponen una remera de los Ramones, sin saber quién demonios son los Ramones?




—Oye, tu playera de Ramones es lo máximo. I Relieve in miracles es mi favorita.
—   ¡Fuera, maldito demonio, no entiendo de qué me hablas! 

Es decir… Gordita les diría “O SEA KEEEEEEEEEE!”


No me gustaría meterles gato por liebre, así que busqué una concepción específica del término “Moda” en la RAE (¿quién mejor que la Real Academia Española para desasnarnos?)

Moda:
1. f. Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país, con especialidad en los trajes, telas y adornos, principalmente los recién introducidos.

¿Se dieron cuenta que sólo la RAE usaría de manera tan espectacularmente genial, la palabra BOGA? Cristo, los amo.
En fin, luego de este intervalo, donde me declaré públicamente como una fangirl de la RAE, sigo con lo que quiero desarrollar aquí.
Sí, vamos, pueden gritarlo:


Poniéndonos serios, quiero expresar mediante esta entrada, lo insoportable que es ver como todo el mundo está más preocupado en pelearse para ver quién leyó el libro primero, que en leer.
 Quiero decir, todos aquí hemos visto o leído mediante alguna red social una situación similar.
Les pongo un ejemplo: ahora mismo hay una serie de películas basadas en libros a punto de estrenarse, o mismo en proceso de producción, o grabación, entonces, algunos lectores insoportables no pueden evitar hacer sus comentarios estúpidos y desagradables, porque evidentemente, y disculpen la forma en la que lo diré, se nota que no los han amamantado de chicos, porque sino no se explica. Mi otra teoría es que simplemente son odiosos.
Ustedes piensen en esto:



(Esta conversación es ficticia, jamás existió, sólo la edité desde mi cuenta)

Seguramente han leído miles de cosas así, con sus variantes: “seguro ni leyó el libro” o “SHO LEÍ EL LIBRO CUANDO SALIÓ, NO CUANDO SE PUSO DE MODA”. Grrrrrrrr, y ooooooootra vez esa bendita palabra, a  la cual se le ha dado un sentido peyorativo.
Todos somos los responsables de formar estas modas. Si le quitamos el sentido literal con la que nos tienen acostumbrados respecto a la moda, lo entenderemos. Pero me explico, para que el concepto quede claro, y no una idea en el aire: Yo, Lisbeth Salander, estoy en una librería (las librerías son las que comercializan los libros, COMERCIALIZAR, es otra de esas palabras que mucha gente ha vuelto una mala palabra, cuando la emplea en cosas como “John Green se volvió un cerdo comercial”, pero no se da cuenta que los libros que tienen en sus bibliotecas han sido adquiridos mediante el comercio, no han aparecido por arte de magia, ni se han reproducido unos con otros, porque esa es una capacidad que tienen los humanos y los animales, no los objetos; y tampoco los libros crecen de la  planta de libros –ni existe dicha planta, por desgracia-, ni a los libros te los traen las Hadas Madrinas De Los Libros (¡maldita sea!) así que, retomo, Yo, Lisbeth Salander, voy a una librería y encuentro un libro negro con una mano tomando una manzana, a éste libro lo llamaré Crepuscola. Leo este libro, y me gusta, me enloquece, se lo presto a una amiga, mi amiga va a la librería, entrega dinero a cambio del producto –así funciona el mundo del comercio-, y así sucesivamente, hasta que nos damos cuenta que el libro fue un superventas, hasta adaptarán las películas… por tanto, el libro se ha puesto de moda, ya no está escondido en una solitaria y triste estantería, sino que ahora está en las manos de los lectores (tanto de los viejos lectores, como de los más nuevos, porque, adivinen… a diferencia de muchos de ustedes, LOS LIBROS NO DISCRIMINAN ni edad ni antigüedad lectora). Que el libro se ponga de moda, es el efecto colateral de que el libro sea querido por mucha gente que lee. Los lectores apasionados pueden estar en las librerías por horas, revolviendo hasta el más recóndito sector de la misma, encontrando novedades. Sin embargo, hay otros lectores que hacen un recorrido más superficial, inclusive, habrá quienes lean poco, y se vean atraídos porque ese libro superventas aparece por todos lados, entonces la curiosidad podrá, y lo comprará. ¿Es esa clase de lector, un mal lector? Si tu respuesta es “sí”, el mundo no te necesita.

Si tu respuesta es “no, Gordita, no es un mal lector”, entonces tal vez quiera ser tu amiga, porque yo no creo que haya ni que deba haber una escala de nivel que te otorgue ser mejor que otro, nunca. Diferente sí, pero mejor o peor, no lo creo.

Chic@s, es una ecuación simple, si el libro se vende, el mercado lo considera adecuado y llena las vidrieras con el producto, y así muchísima gente se entera, y decide comprarlo.


El escritor escribe por placer, y si ese placer, además, viene con un cheque de vuelta, entonces para él será aún mejor.
Hay algo contradictorio en toda esta cuestión de decir que algo se puso de moda y odiarlo: si el libro no llega porque al autor no lo conoce nadie, se quejan, y si el libro llega a sus países, porque el autor tiene gran demanda, también se quejan. Una sola cosa me queda clara, están levantando banderas y luchando batallas que tienen perdidas incluso antes de empezar.

Por otra parte, haber leído el libro antes, no te suma mérito, ni te lo resta. Simplemente lo hiciste antes, y no considero que se te deba dar un premio por eso. Aprendan también que hay gente a la que no le gusta leer, y si va a ver una película basada en un libro, no hay que apedrearla o contarle el final por no haberlo leído.
Conocí muchas bandas gracias a soundtracks de películas, por ejemplo Alabama Shakes en “El lado luminoso de la vida”, del libro “Un final feliz” de Matthew Quick, y eso no me convierte en lo que ustedes llaman ser poser.

Gente, con esto de los libros, se ha puesto de moda usar el cerebro, ¿qué tal? ¿Van a aceptarlo, o van a luchar contra ello? Sabemos que los gobiernos nos quieren ignorantes para poder controlarnos (esto no pasa sólo en las distopías, pasa aquí, en la vida real) y nos enojamos con eso. Queremos formar el pensamiento crítico, queremos promover el saber; sin embargo, en cuanto alguien agarra un libro, se lo juzga.

Además, tanto Gordita como yo siempre nos mantuvimos fuera de las “modas absurdas”, no por renegar de ellas, sino por ser unas perdedoras; y ahora mismo, que se haya creado, si se quiere decir de esta forma y no tomando a la palabra “moda” como algo malo, la moda del leer, entonces estamos de acuerdo, porque al fin formamos parte de algo.

Si leer es una moda, entonces quiero ser la más moderna de todas.

Los quiere mucho,
L. Salander.





Reacciones:

6 comentarios :

ely dijo...

Genial entrada nueva. Tenes mucha razón en todo lo que pusiste. Tendrías que hacer una entrada donde se hable de como todos se quejan de los gustos en lectura que tiene los demás.

marce montoya dijo...

Ay mi gordita!!!! La mejor moda jajajajajaja......

Gimena Reche dijo...

Cómo me gustan los GIF!!!!!

Mari dijo...

Yo leo de manera pausada más o menos en verdad leo un montón pero ... es decir, el blog no me dá de comer cuando puedo leo no me voy a quedar noches sin dormir por leer en vez de por estudiar existen cosas más importantes y tengo claras mis prioridades. No me importa ser el último gato en leer tal o cual libro por ejemplo la trilogía de Divergente todavía no me la he leído y no creo que sea peor o mejor lector por aún no haberlo hecho. Leer, es leer un hobby odio cuando la gente lo trata como si se tratase de una competición mal sana.

LINKADR dijo...

Hola creo que si seremos grnades amigas, jejeje mira yo soy de las que apoyo al que lea despues de que lea y mueva el cerebro lo de mas es cuento, y te juro he abandonado grupos y paginas por que se convierten en un sin fin de peleas estupidas, por Dios si estamos es un grupo de lectura es para leer o recomendar o dar oponiones de un libro no para insultar a los nuevos lectores, en algun momento de mi vida tambien fui nueva

Clary Wayland dijo...

Hola!

La verdad me encantó el post porque por fin!!!!!! Si por fin alguien está de acuerdo conmigo, he leído muchos libros antes de que salieran las películas y eso obviamente no me hace mejor que nadie ni tengo la necesidad de decirlo en ningún lado, pero estoy harta que hasta en grupos de Facebook agredan a las personas que recién van a leer los libros, es algo que no entiendo.
Yo creo que al que le gusta leer pues lee y al que no le gusta leer no leerá ni por moda ni por nada pero también creo que es difícil desgraciadamente que las personas dejen de agredir a aquellos que recién leerán algún libro que "ellos leyeron antes blah blah"

Ojala algún día entiendan que se puede convivir en paz sin armar tanto drama y en vez de decir que leyeron el libro antes se pudiera debatir y compartir distintas opiniones.

Besos!