8 de junio de 2014

DRAMAS DE LECTORES #4 Todos tenemos un pasado lector oscuro


Hola, antes de iniciar quiero contarles que estoy muy emocionada porque luego de arduos días de trabajo, creo que estoy terminando el nuevo diseño del blog, espero que les guste. Además ahora se pueden dejar comentarios desde Facebook al final de cada post y algunas cosas más.

Esta entrada es inspirada en el estado de Facebook de una amiga cuyo Lisbeth Salander nombre no puedo mencionar por derechos de autor.

Yo creo que a todos nos ha llegado a suceder que vemos fotos de un tiempo atrás y las comparamos con fotos más actuales y pensamos ¿En qué diablos estaba pensando para hacer eso?

Es verdad que todos hemos sido víctimas de alguna moda, o tal vez las modas han sido víctimas de nosotros (?)


Desde la moda en cuanto a tendencias de ropa, de la cual me considero victima/culpable (todos los días de mi vida me arrepiento de haber usado pantalones que arruinaron mis caderas), hasta en maquillaje, estilos de peinados, accesorios etc . Las modas pasajeras son lo peor que nos puede pasar en la vida, y más aún en esta época, cuando todo lo que haces puede tener evidencias fotográficas que pueden terminar en internet (pueden preguntarles a Kim Kardashian y Paris Hilton que ellas sí que saben de eso :D)

Es aquí cuando llegamos a nuestra parte, a la parte de los lectores, a la de aquellas personas que pasamos horas y horas perdidas entre líneas sintiendo emociones que probablemente quienes estén cerca jamás van a experimentar. Si lo pensamos muy bien, existen tres clases de libros que hemos leído que nos marcan a todos.

  1. Libros que te gustan, pero que dejas a un lado cuando lees el siguiente.
  2. Libros que marcan tu vida, que te obsesionan y con los que se crean fandoms. 
  3. Libros que no te van a gustar ni aunque fueran los últimos sobre la tierra.
Es un hecho que todos los libros tienen fans consagrados, pero también tienen “haters” profesionales, así como a otros a quienes no les afecta la guerra presente entre los dos anteriores. Pero son los fans a muerte en los que nos vamos a enfocar, sobre todo de las fans a muerte que con el paso del tiempo quieren negar ese pasado.

A USTEDES LOS TENEMOS EN LA MIRA.

¿Recuerdan El Baile del Gorila? Ah, ese tema marcó una época, pero es curioso que cuando la escuchamos ahora nos da risa y hacemos comentarios como: "En las madrugadas ponen El Baile del Gorila en las discotecas para que podamos identificar a los tarados."

¿Se imaginan ustedes criticando El Baile del Gorila y que se acerque un familiar y diga: “Pero si a tú amabas esa canción, ¿no recuerdas el video que subiste a YouTube haciendo la coreografía? Aquí lo tengo, voy a mostrárselo a tus amigos.”

Oh. Oh. Oh. Evidencias de pasado oscuro, siempre hay evidencias.

Probablemente aún existen personas que tengan el mp3 muy bien guardado:
C:\Mis_Documentos\Mi_música\Metal\Death\Satanic\Dark\No_Abrir\El_Baile_Del_Gorila.mp3

Siguiendo con el tema, el mundo de la lectura juvenil tiene dos épocas en mi forma de ver:

à    A.C (Antes de Crepúsculo) 
à y D.C (Después de Crespúsculo)

El fenómeno de Crespúsculo fue tan grande que hasta mujeres todas las edades gritaban con solo ver a Edward Cullen en las pantallas, tenían sagradamente toda la colección y marketing de la saga y hasta tenían su cuarto lleno de posters.

La magnitud de este fandom es algo que no se había visto para libros de romance, pero ahora que las películas pasaron ¿ustedes creen que las habitaciones siguen así? Probablemente algunas, las de las fans más valientes y fieles.

Como me gustaría haber encontrado una foto del esposo de la mujer jajajaja.
Ah, la época dorada de los vampiros, cuando muchas se pasaban horas en la ventana esperando que una criatura de la noche llegara a ofrecer amor eterno, cuando asistían a reuniones con disfraces de los personajes, cuando peleaban a muerte por defender el honor de su amada saga con cualquiera, cuando le pedían a sus novios que las mordier…

No, creo que eso no.

Pero ahora, años después del fenómeno y cuando probablemente a ninguna se le habrá aparecido su vampiro por la ventana (o tal vez a una se le habrá aparecido en forma de murciélago), es que han optado por olvidar ese pasado, y como si fuera poco, ahora odian y critican lo que antes amaban.

Pero, ¿qué creen? Ese pasado sigue ahí y los va a perseguir por siempre.

Tan solo imaginen a una ex fan negando su pasado:

Novio: Creo que están pasando Crepúsculo en Moviecity.
Ex-Fan: Ah, ¿Otra vez esa película? Pero si es malisima, lo peor que he visto.
Novio: Pero.. creí que amabas esa película.
Ex-Fan: Bah, para nada, odio los vampiros, ¿por qué dices eso?
Novio: Eh, ¿por tus tatuajes?

Facebook también es una herramienta muy muy efectiva para identificar que estaba haciendo una persona en el pasado. ¿Se han fijado como ahora aparece en la biografía a un lado y muy bien ordenado cada año que has pasado en esa red social? Si, esa es la forma en que Zuckenberg quiere que nunca logremos ocultar nuestro pasado.
Linea de tiempo espía.
¿Ven cómo el estado de peligro de que descubran un pasado oscuro es tan alto? Al mejor estilo de las películas de suspenso y agentes secretos, no es tan sencillo ocultar aquello que amábamos y ahora odiamos o nos da verguenza reconocer que amamos. Pero tanto esfuerzo en intentar quedar bien ocultando nuestro pasado me lleva a pensar ¿por qué lo hacemos?

Es cierto que entre más años somos más maduros y las cosas que amábamos ahora puede que nos parezcan tontas o infantiles, pero me parece que la principal parte de ser maduro está en reconocer que antes no lo eramos, ¿no?

¿Y qué más da que antes nos gustaran Los Backstreet Boys o salieramos a la calle disfrazados de Power Rangers? ¿Por qué vamos a negar algo que nos hizo tan felices? Si les gustó leer 50 Sombras de Grey a pesar de que todos lo odien, ¿por qué negarlo? Cuando estaba pequeña me disfrazaron de gallina varios años y no es como si me avergonzara.
 
Jajaja :(

Nota: Negar un libro es como negar que te gusta la pizza, un acto terrible.

Es cierto también que muchas veces queremos quedar bien con alguna conquista, entonces tampoco vamos a reconocer tooodo nuestro pasado oscuro como fan, simplemente vamos a reconocer que nos gustó algo, acto seguido vamos a hacer un chiste sobre eso y quedar como príncipes o princesas. 

Ejemplo: 
Cuando esto sucede solo hay 3 opciones posibles:

1. Cerrar sesión para siempre.
2. Afrontar las cosas con la frente en altoDECIR QUE ES UN MONTAJE.
3. Tomar las cosas con humor.

Es decisión de cada quien qué camino tomar, si fuera mi caso al menos, yo aprovecharía para mostrar mi lado conquistador ¿y ustedes?


Antes de irme, quiero recomendar una entrada de un blog hermanito de mi amiga Viri. En La Biblioteca del Inframundo hay una entrada sobre las palabrotas que aprendemos en los libros. No se la pueden perder AQUÍ


Reacciones:

7 comentarios :

Carito192 dijo...

Ay Dios, como me reí, me ha pasado la del historial de Facebook, nunca me dejarán de molestar por aquellos oscuros días xD

Noemí Telipko dijo...

El historial de Facebook, es tremendo. Todo está allí, en algún lugar.

ely dijo...

Sos grosa Lei siempre sabes expresar las cosas que una piensa y decirlas. Sos como mi Lisbeth "Maruja" Salander internacional ;)

Lari dijo...

Jajaja el pasado que condena. Por dios es verdad antes ponia Acheron te amo por todos lados y vestia de negro y hoy resumo todo en ah si amor me gusta la lectura variada! A mi novio. Tal vez sea que en algún momento nos integramos al mundo.........Por un tiempo, luego este nos parece tan absurdo que los personajes de ficción vuelven a sernos atractivos

Fabiola dijo...

Sí, fui fan de Crepúsculo pero ahora esos años de mi vida son conocidos como "mi época oscura de fan" xD

kaoru luz dijo...

Muy de buenas nunca fui fans de crepusculo pero si me gustaba el baile del gorila y si lo ponen lo bailo

Crisálida dijo...

A.C y D.C dioses! eso fue muy divertido.

Me encantó tu entrada, tiene diálogos muy divertidos >.<